Juegos para practicar español en nivel A1

La nueva forma de aprender español: jugando

Jugar está de moda. Cada vez es más frecuente encontrar elementos lúdicos en contextos aparentemente no relacionados (siendo quizá los ejemplos más claros el mundo del marketing y el de la empresa), y palabras como gamificación o juegos serios están en boca de todo el mundo. La enseñanza de lenguas extranjeras es un campo ideal para la aplicación de algunos de estos enfoques, por lo que en esta entrada hablaremos sobre algunos juegos para practicar español en nivel A1.

¿Es fácil aprender español con juegos?

A los seres humanos nos gusta jugar. Disciplinas como la psicología o la antropología han demostrado sobradamente la importancia de la dimensión lúdica en el desarrollo de la cultura. Según afirman los expertos, al jugar, como al dedicarnos a todo aquello que nos apasiona, el tiempo pasa sin que apenas nos demos cuenta, porque hemos entrado en una situación de equilibrio perfecto. Para que esto ocurra, sin embargo, es necesario que se cumplan una serie de condiciones, como por ejemplo que las reglas estén claras, que la dificultad del reto al que nos enfrentamos sea la adecuada y que se proponga alcanzar un objetivo preciso. Si se dan estas circunstancias, no cabe duda de que aprender español jugando es una de las mejores maneras de hacerlo.

Juegos para practicar español en nivel A1

¿Por qué aprendes mejor español jugando?

Jugar es una de las formas más puras de aprendizaje que existen, pues consiste básicamente en entender una serie de reglas y sacarles el mayor partido posible. Existen multitud de similitudes entre el proceso lúdico y el educativo, por lo que el uso de juegos en la adquisición de segundas lenguas resulta especialmente adecuado. Por ejemplo, se puede jugar solo, y también aprender una lengua, pero no cabe duda de que resulta más satisfactorio hacerlo junto a otros. Por otra parte, aprendemos resolviendo situaciones problemáticas, ¿y qué es un juego, sino un gran problema que debemos resolver para salir victoriosos? También podríamos decir que, en los dos procesos de los que hablamos, los participantes aprenden llevando a cabo acciones; o que el error es algo no sólo natural, sino necesario a la hora de perfeccionar nuestras destrezas ya sea como estudiantes o jugadores. Por todas estas y otras razones, desde Cronopios Idiomas recomendamos encarecidamente el uso de juegos para practicar español.

Algunos de nuestros juegos favoritos para aprender español

A continuación os mostramos algunos de los títulos que más nos gustan para aprender español con juegos y que más utilizamos en nuestras clases:

Juego 1 – Dobble

Con millones de unidades vendidas en todo el mundo, Dobble es sin duda uno de los juegos de cartas más populares que existen. La mecánica es muy sencilla: los participantes deben encontrar lo antes posible la única imagen que se repite entre dos cartas en las que aparecen múltiples figuras  y nombrarla en voz alta antes que los demás. Siempre según esta premisa, hay cuatro modos de juego diferentes. El hecho de que sea tan fácil de entender lo convierte en uno de los mejores juegos para practicar español en nivel A1, ya que con él se pueden trabajar el vocabulario y la pronunciación casi desde el primer día de clase. Debido a su reducido tamaño y su más que asequible precio (alrededor de 15 euros), es también ideal para que los estudiantes puedan aprender español jugando fuera del aula.

Juego 2 – Dixit

Otro clásico, ganador de múltiples premios, incluyendo el de Juego del Año en 2010. Las reglas son también muy simples: en Dixit, cada participante recibe una serie de tarjetas con ilustraciones de tono surrealista (algunas de ellas, verdaderas obras de arte) que pueden ser interpretadas de maneras muy diferentes. En cada ronda habrá un cuentacuentos, quien deberá elegir una de sus tarjetas y pensar en una frase (puede ser solamente una palabra) inspirada por la imagen que aparezca en ella; a continuación, dicha tarjeta se mezclará con otras, y el resto de jugadores deberá adivinar cuál de todas ellas es la que usó el cuentacuentos para construir su frase. Pero ojo: es importante que no sea demasiado fácil ni demasiado difícil, ya que si todos los jugadores (o ninguno) aciertan, todos sumarán puntos a excepción del cuentacuentos. El preferido de los estudiantes más creativos, Dixit es una referencia a la hora de aprender español con juegos.

Juego 3 – Duplik

Y terminamos con el que probablemente sea el menos conocido de los tres, pero que se ha convertido ya en uno de nuestros juegos para aprender español favoritos: Duplik, perfecto para practicar la descripción y repasar contenidos hacia el final del nivel A1. Uno de los participantes coge una tarjeta y describe la imagen que aparece en ella con la mayor exactitud posible, mientras el resto intentan dibujarla antes de que el tiempo expire. Entonces se revelan los requisitos secretos de la imagen: detalles que han de figurar tanto en la descripción como en el  dibujo (por ejemplo, si hay una persona: cómo tiene el pelo, en qué posición se halla, qué tipo de ropa lleva, si tiene los ojos cerrados o abiertos, si mira a izquierda, a derecha o al frente…).  Por cada requisito cumplido, tanto el narrador como el dibujante ganarán un punto.  No te preocupes si las artes plásticas no son tu punto fuerte: en Duplik no importa la calidad del dibujo, sino los elementos que aparecen en él, y un garabato puede ganar a un cuadro de Velázquez. Por eso, y como el propio fabricante dice, es el juego de dibujo para los que no saben dibujar.



0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *