Don Quijote en clase de español

Muchos alumnos no conocen al personaje más famoso de la literatura española. Otros alumnos saben cómo se llaman y reconocen su imagen, pero no entienden por qué es tan importante. ¿Cómo explicar la importancia de Don Quijote en clase de español? Una manera de hacerlo es utilizar imágenes para que los alumnos puedan describir su carácter y su personalidad. Depende del nivel, pero estos adjetivos son algunos de los que suelen utilizar los alumnos: delgado, débil, loco, apasionado, aventurero, romántico, culto, imprudente e inocente.

Don Quijote y Sancho Panza vistos por Pablo Picasso.

Después, los alumnos imaginan que Don Quijote es un superhéroe que quiere salvar al mundo y dicen qué poderes tiene: desparecer, volar con su caballo, aburrir a sus enemigos, ser muy divertido o dar pena. Ya podemos decirles que han entendido muy bien a Don Quijote: un antihéroe al que se le toma cariño. El caballero de la triste figura representa ciertos aspectos relacionados con valores y formas de ver la vida que recorren el imaginario cultural en España: la valentía apasionada pero poco práctica para resolver problemas y los ideales admirables pero que son aplastados por la realidad. Don Quijote como el mito del perdedor honrado.

Don Quijote sirve para introducir aspectos positivos y negativos de la identidad española. El idealismo y la búsqueda de justicia como parte positiva. Sin embargo ese idealismo tiene su lado negativo: incapacidad ante un mundo cruel que lleva al desencanto.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *